En Japón, el tipo sanguíneo “determina” la personalidad

 

El tipo de sangre que poseemos es algo que no solemos darle mucho importante, pero en Japón, sin embargo, el tipo sanguíneo tiene grandes implicaciones en la vida, el trabajo o el amor.

“¿Cuál es tu grupo?” es una pregunta clave en cualquier formulario para postularse a un trabajo.

Según la cultura popular en Japón, los tipo A son perfeccionistas y trabajan bien en equipo, pero sufren de ansiedad. Los O son curiosos y generosos, pero tercos. Los que tienen sangre tipo AB son artísticos pero misteriosos e impredecibles. Y los B son alegres pero excéntricos, individualistas y egoístas.

Alrededor del 40% de los japoneses tiene sangre del grupo A y el 30%, O. Solo un 20% tiene el tipo B, y los de AB representan aproximadamente el 10% de la población. Además, los libros sobre las diferentes personalidades son un éxito editorial.

Los programas de televisión en las mañanas, los periódicos y las revistas publican con frecuencia horóscopos basados en el grupo sanguíneo y discuten la compatibilidad en las relaciones personales. Muchas agencias de citas lo tienen en cuenta, y los mangas suelen mencionar el tipo de sangre de sus protagonistas.

Lo que nos lleva la siguiente pregunta: ¿Por qué?

Los tipos sanguíneos se determinan por las proteínas en la sangre. Aunque los científicos intentan acabar con estas creencias con insistencia, en Japón continúan siendo populares. Una razón que se suele dar para explicarlo es que, en una sociedad relativamente homogénea y uniforme, esto provee una estructura simple que permite dividir a la gente con facilidad en grupos concretos.

“Ser parecidos se considera algo bueno en Japón”, dice la traductora Chie Kobayashi. “Pero también nos gusta encontrar pequeñas diferencias que distinguen a la gente. Por otro lado, esto puede resultar en que se digan cosas malas sobre determinado grupo sanguíneo minoritario, como los B y los AB”.

En el otro lado de la moneda, el grupo sanguíneo a veces se manifiesta en forma de discriminación o prejuicio, y parece que esto es tan común que los japoneses tienen una palabra para ello, “bura-hara”, que significa abuso relacionado con el tipo de sangre. Hay reportes de que la discriminación contra los tipos B y AB se ha manifestado en bullying en las escuelas, el fin de relaciones personales y la pérdida de empleos.

vía TR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una de cada mil

Historias de la esclerosis múltiple

El refugio de los incomprendidos

Blog personal enfocado en las reseñas de anime y manga

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Zinemaníacos

en la brecha desde 2010

El chalé de Gaius Baltar

Software Libre como herramienta de control de masas

¿Dónde estás?

Diario personal, creatividad en Internet y en nuevos medios. Porque hoy día decir que estás en Internet, no es nada.

- BrainStormOverride -

Fundimos tus Ideas

A %d blogueros les gusta esto: