Fiestas japonesas

Orígen y evolución de las fiestas japonesas

Las fiestas japonesas y otras ocasiones ceremoniales se dividen en dos grupos: festivales propiamente dichos, o matsuri, y fiestas anuales, o nenchu gyoji.

Los matsuri son en esencia fiestas japonesas de origen shintoísta, que se celebran anualmente en días fijos. Las fiestas anuales, nenchu gyoji, son en su mayoría de orígen chino o budista y se fijan por temporada para configurar un calendario anual de eventos. Normalmente los matsuri son incluídos en este calendario, y en algunos casos se solapan estas dos categorías; sin embargo, una característica prinipal que los diferencia es que los matsuri se celebran individualmente en regiones o en ciertos templos shintoístas, mientras que los nenchu gyoji se celebran de forma general en todo el país el mismo día.

Los matsuri son de orígen sagrado y originalmente estaban relacionados, al cultivo de arroz y para pedir a los dioses por el bienestar de la comunidad. En el periodo Heian (794-1185) se comenzaron a incorporar a estos festivales nativos varios ritos y ceremonias -tanto sagradas como profanas- importados de China junto con el Budismo y el Confucianismo. Bajo la tutela de la Corte Imperial, estos últimos se formalizaron junto con algunos festivales matsuri de origen shintoísta en un calendario de fiestas anuales. El hecho de que los rituales shintoístas se confirmaran como un elemento importante de las fiestas anuales reafirmó su especial significancia para el bienestar del estado y la línea imperial. Los festivales matsuri shintoístas locales se continuaron celebrando por la gente común, pero eventualmente muchos de las prácticas no shintoístas se hicieron camino en el calendario popular de celebraciones también.

La clase guerrera que gobernó Japón del siglo XIII al siglo XIX añadió sus propias fiestas y ceremonias a la lista anual de celebraciones, tal y como hicieron los mercaderes y artesanos del periodo Edo (1600-1868). En el transcurso de los siglos estas fiestas han sufrido un considerable cambio, eliminándose muchas prácticas antíguas y añadiéndose otras nuevas -políticas, religiosas, comerciales y agrícolas. También han surgido una nueva variedad de matsuri (tal como el Yuki Matsuri o Festival de la Nieve de Sapporo) que sobresale claramente, y aunque no completamente contradictorio, contrasta con el ritual y la práctiva festiva del shintoísmo.

Muy pocas de las fiestas nacionales de Japón se originaron en las categorías mencionadas anteriormente, siendo la mayoría de ellas innovaciones seculares recientes. Un festival matsuri es básicamente un acto simbólico donde los participantes entran en un estado de comunicación activa con los dioses. Este acto está acompañado por la comunión entre los participantes en forma de fiestas y celebraciones. Estos últimos son en ocasiones grandes festivales que atraen la atención de personas de todas partes del país, ajenas a la comunidad en la que se celebra dicho festival.

Con la introducción en Japón de creencias procedentes del extranjero, como el budismo y el taoísmo, y el establecimiento de varios tipos de shintoísmo influenciados por estas creencias extranjeras, el festival matsuri adoptó nuevos propósitos. Conforme pasaron los años, el matsuri en un sentido amplio acabó incluyendo festivales en los que el elemento de diversión y los intereses comerciales borraron el contexto sagrado original.

Tipos de festivales matsuri

Hay varios tipos de festivales matsuri en Japón: matsuri de súplica a los dioses para que la cosecha sea buena, matsuri de agradecimiento, e incluso matsuri para prevenir las enfermedades y los desastres naturales. Hay maturi solemnes y ocasiones exuberantes que incluyen juegos y entretenimientos. Los festivales elaborados son más propios de las grandes ciudades, siendo los de comunidades pequeñas o los enmarcados en un escenario personal de un carácter más simple. Algunos matsuri se celebran de forma muy tradicional y otros por el contrario se han adaptado considerablemente a los tiempos modernos.

El matsuri tiene dos aspectos fundamentales. El primero es la comunión entre los dioses y el pueblo. Esto comprende ritos de purificación, ofrendas y banquetes comunales entre los dioses y los humanos. Este primer aspecto puede ser denominado como un rito religioso. El segundo aspecto del matsuri es la comunión entre la gente. Muchos festivales japoneses incluyen una especie de “desfile”, el transporte de un mikoshi (un templo portátil) y concursos o juegos que dan la oportunidad a los miembros de la comunidad de divertirse juntos y de medir sus destrezas. Los quehaceres de la vida diaria se relajan y la atmósfera es de renovación espiritual. Es esta parte del matsuri la que podemos llamar festiva y donde, así como el primer aspecto se lleva a cabo con una formalidad estricta, este último aspecto se llena de vitalidad al liberarse dichas restricciones.

El matsuri y los cambios de estación

Como se mencionó anteriomente, los matsuri están en origen y en tradición íntimamente relacionados con el cultivo de arroz, es decir, giran alrededor del ciclo creciente del arroz. Entre los ritos anuales, los matsuri de primavera y de otoño son los más importantes. Los festivales de primavera invocan una cosecha abundante o celebran una buena cosecha anticipada, y los matsuri de otoño se celebran para dar gracias por una cosecha copiosa.

Aparte de los festivales de primavera y otoño, hay festivales de verano e invierno. En las áreas agrícolas los matsuri de verano tienen el papel de prevenir desastres naturales que podrían amenazar las cosechas. En las ciudades, especialmente desde la edad media, el papel de estos festivales ha sido el de prevenir las plagas y la peste.

Los matsuri de invierno, que se celebran entre la recolección de la cosecha y la siembra de primavera, contienen elementos tanto de los matsuri de otoño como de los de primavera. Por lo tanto, los festivales matsuri japoneses están sincronizados con los cambios de estaciones y están clasificados de acuerdo a las cuatro estaciones.

En el día de la celebración del matsuri tiene lugar un número de eventos especiales. Los festivales japoneses se caracterízan a menudo por sus concursos de “tirar de la cuerda” (tsunahiki), carreras de caballos y carreras de balsas. En los tiempos modernos, estos eventos se han convertido en un mero entretenimiento para los asistentes. En tiempos anteriores, sin embargo, los concursos y carreras se utilizaban, junto con los oráculos, como medio para invocar la voluntad divina. Utilizando los resultados de estos concursos, la gente buscaba vaticinar el destino de las cosechas y predecir desastres o desdichas. La danza ceremonial especial, llamada kagura, también tenía un significado especial en el matsuri. Hoy día el kagura sobrevive simplemente como una danza representada ante los dioses.

Los diferentes matsuri ponen énfasis en distintos componentes de la fiesta, resultando en una variedad de tipos de festivales en Japón.

One response to this post.

  1. que padre a deser en japon cuando se ponen los festibales encambio aca ay se pone medio bueno pero deseguro ai se pone mejor🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una de cada mil

Historias de la esclerosis múltiple

El refugio de los incomprendidos

Blog personal enfocado en las reseñas de anime y manga

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Zinemaníacos

en la brecha desde 2010

El chalé de Gaius Baltar

Software Libre como herramienta de control de masas

¿Dónde estás?

Diario personal, creatividad en Internet y en nuevos medios. Porque hoy día decir que estás en Internet, no es nada.

- BrainStormOverride -

Fundimos tus Ideas

A %d blogueros les gusta esto: